Si estás aquí, es por que te planteas hacer el camino y te surgen dudas.

Botas, mochila, evitar ampollas, saco de dormir… aaai! Que de dudas surgen, pero nada que no se pueda evitar con un poco de sentido común.

Para mí, lo único que tenía claro era qué mochila me iba a llevar. Una de Decathlon que compré en el año 2013 para mi viaje de mochilera por Sudamérica. Es de 50L.

Según la durada del viaje puede que te plantees unas u otras cosas, pero para mi algo importante era el peso que llevaría en la espalda. Dicen que no debes llevar más del 10% de tu peso… pero claro, eso puede ser complicado.

Yo salí de casa definitivamente con más de lo que necesitaba, para empezar dos pares de botas, en serio ¿en qué estaba pensando? Uno de ellos los abandoné al llegar a Lisboa, mi punto de partida. Ya que una vez empecé a andar me arrepentí.

Conclusión, llévate EL par con el que te sientes cómodo, por supuesto que nada de par nuevos, que son un llamado a las temidas llagas del camino!!!

Si quieres algo de recambio, ves a por un par de chanclas, ya que las podrás usar en las duchas, para ir a la playa, moverte por el albergue… con el pie que respire y no sufrir.

En cuanto a ropa, no más que el quita y pon, lo puedes ir lavando en los albergues, y es que que peregrino no ha ido con la ropa interior secándose en la mochila? hahahaha

De verdad, que el 10% de uno no es NADA y lo más importante es el agua.

Otro imprescindible es… ¡EL SACO DE DORMIR! sí o sí, no te puede faltar, ya que no sabes en qué lugares vas a dormir.

A lo largo de mi experiencia dormí en albergues de 10, albergues de 0, monasterios, casas de la cruz roja, con los bomberos………. y en casi todos ellos necesité mi saco. ¡Ah! Recuerda que sea uno fácil de guardar y quitar. En Decathlon venden unos muy cuquis y enanos, pero claro… eso no hay quien lo vuelva a guardar!

El saco y una toalla de secado rápido. La verdad que no son mis favoritas, pero tengo que reconocer que SI se secan rápido.

Como imprescindibles estos se llevan el TOP.

Después podemos encontrar en la lista objetos como linterna, palos para caminar… Pero eso ya lo dejo como algo personal.

Y ahora que tienes la mochila hecha…… no olvides tu credencial del peregrino!!!

Y tú ¿qué otro objeto crees imprescindible para hacer el camino?

Hasta entonces, ¡buen camino!

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *